DIRECTV continúa apoyando un proyecto que le ofrece la posibilidad de convertirse en profesionales a jóvenes de escuelas rurales. ¡Conocé más sobre la nueva residencia en esta nota!

Lo que para muchos jóvenes era hasta hace poco un sueño inalcanzable, ahora es algo que pueden experimentar todos los días. Se trata de la posibilidad, para chicos de pueblos rurales, de estudiar una carrera universitaria, algo que generalmente se torna difícil por las distancias y la falta de recursos económicos. Ya se inauguró en Córdoba la primera residencia universitaria de Fundación SÍ, una casa donde se brinda alojamiento, alimentos, apoyo académico y acompañamiento a un grupo de estudiantes de distintas zonas de la provincia. DIRECTV apoya económicamente este proyecto, que ya funciona con éxito en Santiago del Estero, La Rioja y Catamarca.

La primera sede en la capital cordobesa fue inaugurada el 1 de abril y cuenta con 25 estudiantes instalados, que todos los días reciben apoyo y contención para poder avanzar en su formación y acostumbrarse a la vida en una gran ciudad, lejos de su familia. La residencia se sostiene gracias al trabajo voluntario de los integrantes de la Fundación SÍ y el aporte de varias empresas, entre ellas DIRECTV.

“Es una casa enorme, en la que los voluntarios se ocupan de que los chicos tengan todo lo que necesitan para estudiar. Hay muchos estudiantes que estaban preparando el curso de ingreso  con muchos miedos. Una de las chicas, por ejemplo, todos los días llamaba a la psicóloga porque estaba muy angustiada pensando que no iba a poder aprobarlo. Se trata de jóvenes que vivieron siempre en parajes donde tal vez no hay más de tres familias. De repente, encontrarse en una ciudad, y en el contexto de la universidad, es algo muy complejo”, explica Cecilia Ibáñez, analista del área de Responsabilidad Social Empresaria en DIRECTV.

En una primera etapa, los voluntarios de la Fundación SÍ recorrieron más de 50 escuelas rurales de la provincia, invitando a todos los chicos que estaban terminando el secundario a seguir una carrera universitaria. Muchos de ellos no sabían qué estudiar, porque continuar con su formación nunca había sido una posibilidad.

Para poder vivir en la residencia no hay ningún tipo de requisito en cuanto a la carrera en la que deciden inscribirse; tampoco se prioriza su rendimiento académico. Lo que se tiene en cuenta –en las entrevistas que los jóvenes llevan a cabo con psicopedagogos, psicólogos e integrantes de la fundación– son sus ganas de estudiar y su perseverancia.

En las residencias que se abrieron en otros puntos del país ya hay egresados, algo que representa el verdadero logro de este proyecto: que personas que no tenían ningún tipo de posibilidad de acceder a una educación formal ahora sean profesionales. “Es muy importante que las empresas confíen en este tipo de proyectos porque realmente cambian realidades. Además, es una propuesta sustentable, que tiene que ver con creer, confiar y crecer”, considera Ibáñez, quien viajó a Córdoba para participar de la inauguración.

Para poder alcanzar todos estos objetivos el apoyo de las empresas, entre las que se encuentra DIRECTV, fue fundamental: “Este proyecto le modifica la vida de verdad a muchas personas. Para mí, es un orgullo que la empresa crea en ese tipo de iniciativas y que sea parte de toda esa cadena de gente que cree y que confía en estos chicos y en un posible cambio en la sociedad”.

 

Mirá las fotos de la inauguración de la Residencia Universitaria de Fundación SÍ en Córdoba a continuación.